Un poco de CROWDFUNDING

En tiempos de crisis y momentos de necesidad es cuando más se agudiza el ingenio. Si hace años poner en marcha un proyecto era cuestión de encontrar un apoyo económico o una financiación, hoy en día esa posibilidad no está al alcance de todos. La cultura, por ejemplo, ante la amenaza de una muerte anunciada, ha intentado buscar salida en otras vías de mecenazgo. El conocido como “crowdfunding” es una de ellas, tal vez la única que permite recompensar económicamente un esfuerzo y/o una iniciativa gracias a los llamados pequeños inversores anónimos.

3012015_Crowdfunding.jpg

Gracias sobre todo a la difusión en plataformas digitales como páginas webs, blogs o redes sociales, y a través de convocatorias abiertas, el emprendedor o el creativo hace partícipes a sus seguidores del proyecto que quiere poner en marcha y  añade una descripción de su producto, cantidad que necesita para llevar a cabo esta iniciativa, el tiempo del que dispone, la recompensa que se llevarán los donantes, etc. Estos pequeños mecenas entregan pequeñas aportaciones económicas para conseguir que ese proyecto vea la luz y reciban a cambio lo acordado.

El llamado también micromecenazgo o financiación colectiva, dio sus primeros pasos en España en el año 1989 con la banda de rock Extremoduro. Sus componentes vendieron el disco antes de grabarlo por vales de 1000 pesetas, pues no disponían de dinero para costearlo. Por aquel entonces, consiguieron recaudar 250.000 pesetas para pagar su primer álbum de estudio “Rock Transgresivo”.

No solo la música o iniciativas culturales se han servido de esta fórmula para financiar sus proyectos. La industria cinematográfica también ha acudido a las donaciones de los usuarios. El largometraje “El Cosmonauta”, con un presupuesto de 300.000 euros, consiguió 250.000 euros de 4.000 accionistas diferentes.

Este fenómeno mundial se consolidó en el 2009 y hoy en día podemos encontrar decenas de páginas web de crowdfunding donde emprendedores buscan pequeños inversores para financiar su proyecto, incluso también los hay de carácter solidario, empresarial, personal, etc. En el ámbito periodístico, desde el año 2009 al 2015 se financiaron 658 proyectos a través de la plataforma Kickstarter con casi 6.3 millones de dólares en donaciones.

crowdfunding-3En cuanto a España, en el 2014 se costearon proyectos por valor de 62 millones de euros y, en la actualidad, más de 2 millones de españoles ya han participado en algún proyecto financiado gracias a este sistema.

En definitiva, se trata de trabajar juntos para sacar adelante un proyecto. Como leí en una ocasión: personas con dinero que confían en personas con ideas.

Pero no todo es de color de rosa. En nuestro país, solo un 30% de las iniciativas consiguen hacerse realidad con el crowdfunding.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s