RECETAS de la ABUELA: frisuelos de León

¿Quién no ha dicho alguna vez: “como la de mi madre, ninguna” mientras degusta una paella o unas alubias? Y es que las comidas de nuestras abuelas y madres tienen algo especial. Guardan un secreto imposible de descubrir pues, lo hagas como lo hagas, jamás te saldrá como a ellas.

Yo, por ejemplo, recuerdo la sopa de fideos de mi abuela. No sé qué llevaba pero estaba deliciosa. O los callos y el pulpo de mi madre que eran únicos. He intentado mil y una veces hacerlos como ella pero solo llego a acercarme un poquito. El secreto no está en la masa sino en sus manos.

Mientras las tenemos con nosotros y podemos disfrutar de lo que consideramos manjares, no nos preocupamos de nada más que no sea sentarnos a la mesa y ponernos hasta arriba de esos platos que preparan con tanto esmero (tal vez ese sea el verdadero secreto: poner cariño en lo que se hace), pero cuando faltan, cuando se van de nuestro lado para siempre, es cuando nos arrepentimos de no haberles pedido la receta y haberles prestado más atención en la cocina.

Hace años que vengo intentando descubrir cuál era aquel dulce que mi abuela, y después mi madre, cocinaban muchas tardes. ¿Tal vez buñuelos? No, los buñuelos suelen ser redondos. Esto eran círculos esponjosos pero con bordes crujientes. Elaboraban una masa que después, con una cuchara, echaban a la sartén y de ahí salían estos riquísimos dulces. Buscaba en internet pero nada, no conseguía dar con ellos.

Hace unos días le pregunté a mi tía Meli, nuera de mi abuela.

  • Tía, ¿recuerdas unos dulces en forma circular que hacía abuela? Recuerdo que siempre los tenía cuando iba a visitarla.
  • Creo que te refieres a los frisuelos. Son típicos de mi pueblo, Santibáñez de Ordás.
  • ¿Ah, sí? ¿Y tienes la receta?
  • Sí, claro. Apunta: mezcla en un recipiente 3 huevos, un vaso de leche, 150 gramos de harina, un chorro de anís, una cucharada pequeña de levadura y dos de azúcar. Todo en ese orden hasta que te quede una masa no muy espesa. En una sartén con poca aceita templada, vas echando la masa con una cuchara sopera y cuando estén listos, espolvoreas azúcar por encima.
  • ¡Qué bien! Gracias
  • Ya me contarás qué tal te han salido

Y menos de una semana después, aquí tenéis el resultado…

20140201_175122 20140201_175724 20140201_180618 1391275264025

Deliciosos los frisuelos y un viaje en el tiempo fabuloso!!!

Si los hacéis, espero que me contéis qué os parecen.

Anuncios

3 Respuestas a “RECETAS de la ABUELA: frisuelos de León

  1. “cuchifritos” les llama mi abuela. Los hace con la misma masa con la que hace “flores”. Y a nosotras nos gustan más que las mismas flores. Creo que la receta es la misma, lo corroboraré! 🍪😋

  2. Esta tarde hice tú receta de frixuelos para acompañar el café volvimos
    s al pasado que bonitos recuerdos Gracias a las dos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s